lunes, 22 de diciembre de 2014

martes, 16 de diciembre de 2014

LA NAVIDAD

En este ATENTOS A LA VIDA yo voy a hablar un poco sobre la Navidad.

Para mí la Navidad es el mejor momento para apreciar a los que tenemos a nuestro lado y disfrutar con ello, en especial en Nochebuena, noche para pasarla en familia y sociabilizar un poco. Algunas personas odian estas fechas; yo casi la comenzaba a odiar, pero prefiero no recordarlo. Para mí es algo extraño. Las personas suelen portarse mejor, se arrepienten de sus pecados o errores y comienzan a reflexionar. Eso está bien. Lo hacen para comenzar un año nuevo mejor. A veces me pregunto qué les pasa cuando se dan cuenta de que no solo deben unirse en familia una sola vez al año, esto es muy poco. Es mejor tratar de unirse más a menudo y vivir en paz con todas las personas. La Navidad es el nacimiento de Dios; hay que portarse bien.

                                                    Henry Betancourt, 4º A

viernes, 12 de diciembre de 2014

ENCUENTRO LITERARIO CON EL GANADOR DEL XI PREMIO SETENIL: JAVIER SÁEZ DE IBARRA


Ayer, un grupo de alumnos del Goya fuimos al centro Las Balsas a conocer al ganador del Premio Setenil 2014, Javier Sáez de Ibarra, en un encuentro literario.

Los de 2º B hemos estado leyendo el libro en clase y, al menos para mí, sí que se merece el premio. El libro se llama Bulevar y es de cuentos que sobre todo muestran situaciones cotidianas, para nada ficticias, y que si no hemos pasado por ellas, no es imposible que alguna vez lo hagamos.

En la tanda de preguntas, el micrófono volaba de derecha a izquierda, de atrás hacia delante y de delante otra vez para atrás. Cuando pasaba de un lado de la sala al otro extremo, nuestra profesoraba parecía ser la encargada de transportarlo.

Algunas preguntas eran buenas, aunque me pareció que le preguntaron lo mismo cuatro veces cambiándole alguna palabra. Le preguntamos por qué y cómo decidió escribir, cuándo, si ha tenido algún caso cercano relacionado con el asunto de los relatos, recomendaciones de libros pidieron los de 1º de bachillerato, explicaciones de algún final que otro...

Al terminar la extendida pero nada aburrida tanda de preguntas, nos acercamos a él y nos hicimos una foto.

Luego, ya fuera del salón porque eran las dos y el conserje tenía que cerrar, nos firmó un pequeño librillo con uno de sus relatos. Nos alejamos de Las Balsas y llegamos al gran amigo de rutinas, el instituto; teníamos 7ª hora de clase.

Ha sido una mañana diferente que nos ha sacado de la monotonía diaria y que me ha hecho reflexionar sobre la importancia de las pequeñas cosas. 

                                                              Agustín Martínez 2º B



martes, 9 de diciembre de 2014

SOLEDAD

¿Cómo empezar a hablar de ella, como algo que siento cada noche? Esta fría compañera, que no me ha traído nada más que sentimientos fríos como la tristeza, es mi más fiel amigo últimamente. Pasé de querer estar acompañado siempre a preferir estar solo, en mi habitación, pensando en mis cosas, en lo que debo hacer...Nadie me preguntó cómo acabé aquí, con un pequeño sentimiento de vacío, con el único pensamiento centrado en mí y los míos. Quiero estar solo, sí; solo todo estará bien; un acto egoísta, lo sé. Mis amigos me miran, preguntan:  "¿Qué te pasa?" Y me limito a mirar serio. Mi amada siente el tedio; dice que estoy distante. Me miro y sé que ve una decepción tras otra. Aún pienso que este sentimiento me invade y no me gusta expresarlo. La soledad, ya sea buena o mala compañera, es la única que ha escuchado todas las palabras que decía por la noche, cuando loco me sentaba y hablaba con ella contándolo todo,  cada uno de mis problemas. Problemas que no quería que nadie supiese pues, ante este mundo, no puedo parecer débil. Así yo, cada noche, me limito a desahogarme con ella. Pronto tendré que romper nuestra relación, pues sé que no me está haciendo bien; pronto acabaré con esta soledad que me invade. Aun sabiendo que siempre estará ahí esperando para que caiga una y otra vez, sin embargo, esta vez no caeré. 

                                                             Michael Corral, 4º A

viernes, 5 de diciembre de 2014

¡ESTOY HARTA!

Estoy harta y os preguntaréis de qué. ¿De qué? Pues muy fácil. 

Estoy harta de ver a chicos y chicas de 13 años yéndose de botellón y llegar a casa casi inconsciente; o chicas y chicos con el cigarrito de las narices en la boca y después echarse fotos fumando para subirlas a las redes sociales. A veces pienso: ¿se creen guays por irse de botellón y fumar? Con estas personas es mejor no tratar por si terminamos cayendo como ellas. 

Estoy cansada de oír: "Mi madre me tiene que comprar lo que yo quiera porque es su obligación y yo soy su hija". ¡¡Pues no!! No es su obligación porque es su dinero y ella hace lo que crea correcto con él. Así que no tienen razón los que dicen esto.

Estoy harta de que me digan: "Estás en una edad muy difícil, yo también he pasado por ahí y entiendo tus problemas". Quizás los adultos hayáis pasado por nuestra edad, pero la mayoría de nuestros problemas ni siquiera los entendéis. ¿Por qué nos dicen eso? Pues no lo sé, la verdad; a lo mejor para darnos ánimos, pero no lo consiguen.

Estoy harta de oír ese maldito "Para siempre" cuando en realidad no existe. Estoy cansada de encontrarme con amigas, si se les puede llamar así, que te dicen "Tranquila, confía en mí", y después te van clavando el puñal por la espalda. 

Y ahora diréís: "¡¡Madre mía, sí que estás tú harta de cosas!!"

Estoy más que harta de todo esto porque es la cruda realidad que veo todos los días.

                                                             Ángela Macanás, 2º B

miércoles, 3 de diciembre de 2014

SÉ FUERTE

Voy a hablaros sobre las relaciones insanas. De este tipo de relaciones de pareja puedo deciros que con ellas padecemos celos enfermizos, prohibiciones de cosas normales como juntarse con amigos; llegas a perseguir a tu pareja y controlar cada movimiento, puede haber golpes, malos tratos. Todo esto hace que una relación se convierta en enfermiza o insana.
Cuando esto ocurre en una  pareja, esa relación se convierte en un sufrimiento continuo. Yo viví una relación insana durante un año aproximadamente y sufrí esos celos enfermizos por parte de ella, además de una obsesión continua por saber dónde me encontraba en cada momento. Esto me llevó a no poder quedar con mis amigos y, mucho menos, con amigas. Una de las cosas que más me sorprendió de esta relación fue que no podía ni abrazar a un amigo. Todo se resumía en mantener sometido a las normas que ella me pusiese.
Aun así, ella me era infiel. Tal vez por esto ella tenía miedo a que yo lo fuese.
Día tras día, mi relación llevaba a peleas diarias, de las cuales siempre me acababan culpando a mí y por esto yo siempre terminaba con la moral por los suelos, solo en casa, y sin poder salir por miedo a otra nueva discusión.
Pasaban los meses. Yo me iba a la cama a altas horas de la madrugada, sin poder dormir, y con los ojos encharcado en lágrimas, preguntándome qué hacía mal. Para contrarrestarlo me dedicaba a huir de algunas clases y comprarle rosas, regalos, iba a verla a la salida de su instituto...Aun así no era lo suficientemente bueno para ella. 
Pasado el año la cosa iba a peor y yo no sabía qué hacía mal. Me queda el recuerdo de que tras dejarme miles de veces los puños en la pared y cortarme diariamente, conseguí salir de esa vida de sufrimiento y dolor. Ahora mantengo una relación estable y muy sana. Puedo salir y quedar con amigos y amigas. ¡Ah, eso sí! A día de hoy ella no ha conseguido olvidarme.


                                                                  Anónimo 4º ESO

domingo, 23 de noviembre de 2014

EN UN LUGAR DEL QUIJOTE

El pasado viernes 14 de noviembre fuimos a ver la obra de teatro En un lugar del Quijote al teatro Villa de Molina.  Aprovechando que el grupo Ron Lalá representaba por la noche la obra, pudimos ir en un pase especial por la mañana para alumnos de los diferentes institutos.
La obra entera está muy bien, porque tiene la extensión adecuada: ni larga ni demasiado corta. Con pocos personajes y una muy buena interpretación se demuestra que no se necesitan muchos actores para que una obra sea buena. Considero un logro que algunos actores combinaran su papel con el de otros e incluso se encargaran ellos mismos de los efectos especiales. También me pareció muy original la inclusión de partes cantadas, como la del final, y pude ver, como había dicho la profesora, que los actores conectaban rápidamente con el público, lo cual me parece importante para pasárselo bien.
En conjunto, tanto el contenido de la obra como los actores y el vestuario me gustaron mucho y veo la obra muy recomendable para todos los públicos porque es muy entretenida, además de que  aprendes mucho sobre la obra más importante de la literatura española.

                                          Ana López Tauste.4º B

viernes, 21 de noviembre de 2014

CRÓNICA: LAS AVENTURAS DE TOM SAWYER

Nos creíamos perdidos en aquel amasijo de calles cuando, como un espejismo, un cartel surgía y se alzaba en un muro con el nombre de Beniaján.
Habíamos llegado.¡Al fin tierra!
Bajamos del autobús y en un pequeño jardín con una fuente central, abarrotado de uniformes, papeles de aluminio y risas en corrillos, esperábamos las órdenes de los profesores que, al parecer, de buena gana se habrían comido alguno de nuestros apetitosos bocatas.
Bueno, ya sabéis cómo somos, así que después de unas cuantas risotadas y varias e inevitables miradas rencorosas a los alumnos de otros centros, comenzamos a pensar en tonterías, claro signo de que un chaval o una chavala se aburre mucho.
Con un esfuerzo titánico, nos dirigimos a la entrada del teatro a la voz de "¡Venga, chicos, que ya empieza!"
Pronto estábamos dentro y , a pesar de los dichosos móviles que, por cierto, eran mayoría en la zona de los colegios privados, pudimos disfrutar del buen teatro que nos ofrecían.
Tom Sawyer, una de las más reconocidas obras de Mark Twain, fue interpretada por cuatro actores que nos maravillaron con sus actuaciones y nos hicieron reír.
Aunque con algunas modificaciones del original, fue una obra genial, teniendo en cuenta que la adaptación de la novela al teatro la habían hecho ellos mismos.
También hubo partes musicales, como en la que los fugados Tom Sawyer y Joe Harper reman sobre una barca de troncos junto con Huch.
De los personajes, qué decir.
Un hermano irritante, una tía Polly que, aunque dura, adora a su sobrino; la madre de Joe Harper (una maruja que se da un aire a cierta vieja que aparece en televisión), un Hukelberry Finn con acento agitanado, una hermosa y cándida Becky...¡y Tom Sawyer, claro está!
Al acabar, y después del turno de preguntas para resolver las dudas que los estudiantes  pudieran tener, volvimos a nuestro autobús rumbo a Molina. 
Disfrutamos mucho aquella mañana. Y así fue cómo pusimos cara a los personajes que el curso pasado nos habían entretenido y enseñado buenas lecciones, correteando entre las líneas de un libro con el título de Las aventuras de Tom Sawyer.

                                                       Adrián Castellón, 2º B

Isabel

El significado de mi nombre es "que ama a Dios". Entre sus características se destaca: honesta, bondadosa y de carácter fuerte. Le gusta dominar las situaciones y saber todo lo que pasa a su alrededor.
En el amor es de relaciones duraderas. Se celebra el santo el 19 de noviembre, también el 4 de octubre.
Isabel es un nombre que han llevado numerosas reinas y emperatrices de Portugal, Austria, Bélgica, España, Francia y Gran Bretaña: Isabel la Católica (reina de Castilla que apoyó a Colón en sus viajes). Personajes conocidos: Isabel Allende, escritora; Isabel Adjani, actriz.
Mi segundo nombre es Eleonora que significa "bella como el sol", tiene origen griego. Sus características: inquieta, simpática, curiosa, interesada por aprender nuevas cosas nuevas. Tiene una gran voluntad y es una persona afectuosa con los demás. En el amor es seductora y estable en su vida sentimental.
Me pusieron Eleonora en un principio porque era un  nombre que le gustaba mucho a mi abuela paterna, pero a mi madre no le gustaba y cuando fue al registro civil me puso el primer nombre que se le ocurrió, así que al final me llamaron Isabel Eleonora. A mi abuela no le gustó nada que me pusieran Isabel porque así se llamaba la amante de mi abuelo.
Me gusta mi nombre porque me parece que al pronunciar "Isabel" suena fuerte, como es mi carácter, y Eleonora porque le da un toque de elgancia.

                                                                      Isabel Eleonora Hernández. 2º C

jueves, 20 de noviembre de 2014

LAS AVENTURAS DE TOM SAWYER


Crónica voluntaria de Lengua
Las aventuras de Tom Sawyer llegan al Teatro de Beniaján

Varios minutos de aplausos para sus actores y la coordinadora
Juan Francisco Puche Carbonell 2ºESO-B

Lo que ocurrió ayer por la mañana para mí fue asombroso, una gran experiencia que disfruté como espectador de la obra que representaba una de las más conocidas novelas de Mark Twain, Las Aventuras de Tom Sawyer.
Todo transcurrió más o menos así. A las 11:45 la sala del teatro , llena de profesores/as y  alumnos/as de otros colegios y de nuestro propio instituto. Los actores eran: tres chicos y una chica. Se encargaban de interpretar a los personajes de la historia: tía Polly, Sick, Tom Sawyer, Joe Harper, Huck Finn, Becky Thatcher… Actuaron magníficamente e hicieron la representación divertida y entretenida, que se me pasó la hora y poco más de diez minutos muy rápido. Sin duda todo esto es resultado de un gran esfuerzo y preparación por parte de las personas que hicieron aquel maravilloso espectáculo posible.
Terminada la obra resolvieron algunas dudas que tuvo el público infantil sobre la obra y nos invitaron a seguirles por las redes sociales y buscarles con el nombre de: Producciones Lucky and Luke, así como ayudarles a realizar El Diario de Sick Sawyer, el hermano repelente de Tom en la historia (dicho por uno de los actores). Respecto a esto el mismo actor que hizo de Sick en la obra dijo “No soy repelente, soy especial” y finalmente se despidieron.
Me ha encantado esta obra y espero volver a ver a los actores de nuevo sobre un escenario. 

martes, 18 de noviembre de 2014

Gazapos




Está muy bien esto de que premien a nuestros alumnos/as y a nuestro centro y que esto se sepa. Pero a veces se cuelan gazapos en los textos, hasta en los titulares de prensa, e incluso en las placas conmemorativas. Aquí tenéis dos casos que han sido detectados por nuestro alumno Fco. José Torregrosa, de 2º Bach. 

En el primero, el nombre correcto es Setenil, no Senetil. 
Por cierto, ¿qué relación tiene este nombre con Molina de Segura? Podéis dejar vuestras respuestas en los comentarios.

                                                   

Lo de circuito es más evidente. "Se trata de una placa conmemorativa de unas tandas del circuito del Jarama el pasado mes de octubre, en Madrid. En dicha placa se encuentra la inexistente palabra Cirtuito." Así nos lo comunica Fco. José Torregrosa.

 Muchas gracias.  

lunes, 17 de noviembre de 2014

LOS ATENTOS A LA VIDA, por Marwa Badaou, 2º B

Todo esto del Atentos a la Vida empezó el 5 de noviembre, que por cierto era miércoles y tenemos Lengua a 7ª hora. Antes habíamos hecho una libreta para Diarios de la Clase de Lengua voluntarios; pero como nadie se la llevaba, es decir, nadie tenía ganas de escribir diarios, pues a Mari Sol, la profesora, se le ocurrió lo de Atentos a la Vida. ¡Cómo se pueden tener tan buenas ideas para hacernos escribir! ¡Ojalá las tuviera yo también!

A mí me  gustan los Atentos por varias razones. Os las digo:
1º- porque me gusta escuchar textos de otros compañeros;  y
2º-  porque "me gusta" escribir.
3º- Cuanto más escriba la clase, más textos se publican en el blog http://agoragoyadigital.blogspot.com.es/. Y por último, porque solo nuestra clase lo hace, ¡solo nosotros!

Animaos vosotros también a escribir estos textos porque, aunque parezcan aburridos al principio, al final os vais a divertir. No es difícil. Solo hay que escribir qué os parece algo o comentarlo.

OBSERVACIONES:
- He hecho una mala lectura en clase y debo mejorarla.
- No se escribe igual que se habla.
- Muy buena idea la de haber reflexionado en mi Atentos sobre el Atentos a la Vida.
- No es verdad que lo hagamos nosotros solos, también lo escriben los alumnos/as de 4º A.
- Me faltaba un cierre a mi texto (pero ya se lo he puesto).


viernes, 14 de noviembre de 2014

¿Cómo veo la crisis?

¿Que cómo veo la crisis? 

Creo que la crisis es una serie de excusas e indiferencia que han acabado por reventarnos en la cara, haciendo que nos demos cuenta, aunque tarde, de a quién estábamos colocando en el poder.

Lo peor de todo no es la corrupción, ni el despilfarro del dinero público, ni Suiza, ni los mitos caídos, ni las mentiras...lo peor es que hemos dejado que sucediera, limitándonos a mirar la vida pasar.

Solo algunos se han atrevido a levantarse, a alzar la voz, a ser distintos y, además de pensar y maldecir, a actuar.

Todos podemos hacer aquello de saltar del sofá cabreados, comentar en los bares que no podemos consentir que esto ocurra; pero después nos vamos a dormir tranquilamente, aunque con los rencores escondidos y guardados hasta el próximo estallido de cabreo. Sin embargo casi nadie se atreve a hacer algo, a no consentir que esto ocurra y, cuando unos pocos lo hacen, todos gritamos aún más fuerte y abucheamos a los que intentan mostrarse al resto como una alternativa diferente.

Esto demuestra que no sabemos lo que tenemos que hacer; y no es algo malo. Lo malo es callar y pensar que se es el único que no sabe qué hacer. Así se consigue que el pueblo esté confundido, cosa que viene bien a según qué gente.

España, señoras y señores, se ha ido "analfabetizando" a nivel político, y las consecuencias ya empiezan a notarse.

                                                         Adrián Castellón 2º B

jueves, 13 de noviembre de 2014

UNA FATÍDICA NOCHE

 
 Era una noche cualquiera 
salvo por el detalle de que mi perro se había escapado.Yo sabía que, al fin y al cabo, se había ido de “fiesta” y que volvería al día siguiente. Pero esa noche, sobre las 4 de la madrugada, me desperté con dolor de barriga y preocupado, me pasé media hora en el cuarto de baño por si acaso vomitaba. Después vi por la ventana un camino iluminado por farolas y un par de sombras grandes y largas cruzando la calle. Una farola parpadeaba hasta que se apagó, y miles y miles de cosas se me pasaron por la cabeza. Fue esa fatídica y oscura noche, con una ciudad que parecía desierta, cuando me pregunté si esto sería lo bastante grave para no dejarme dormir nada en toda la noche, y ese dolor que parecía que me comía la cabeza y que me hubiera dado un golpe muy fuerte en las costillas; hasta que al final solo pude dormir una hora.

   No sé si esta fatídica noche de agosto volverá a 

repetirse; ojala que no sea así.

                                       Rubén Cano López, 2º B

miércoles, 12 de noviembre de 2014

DE HAZEL GRACE A ETHAN

Te escribo esta carta debido a mi repentina visita a mi tío Augustus, el cual me envió una carta con unas pocas palabras, de las que solo puedo mencionar "cáncer". Parece que está bien, pero eso lo tiene que juzgar su estado físico y mental.
Me intrigaste mucho con aquello que me dijiste la última vez que hablamos, sobre que habías encontrado trabajo en Sacramento. Espero con ansias que me cuentes más detalles de ese tema, Ethan.
Como ya sabes, mi tío vive solo en Madrid, que a mi parecer es una gran ciudad para un solitario hombre, y cuyo bullicio a mí me sobrepasa. Tan  solo llevo tres días aquí y mi tío me ha conducido por más de veinte lugares muy interesantes. Me llevé una gran sorpresa cuando fuimos a una plaza llamada "Las Ventas". Al verla por fuera, creí que sería una especie de teatro, pero cuando entramos vi lo que era en realidad: un lugar depravado y cruel donde se dedican unos hombres a matar y a burlarse del muerto, que no es sino un toro.
Imagino un matadero circular en cuyo centro se encuentra la arena para el toro y su verdugo, y alrededor cientos de gradas esperando la ejecución con alegría y diversión, pero con tensión al mismo tiempo, tensión por el matador.
Entras a la plaza, te sientas en un asiento y esperas. Aparece un toro vacilante y confuso, en su extremo el torero dispuesto y desafiante. Todo el público gritando y animando al hombre. Primer contacto con el toro, una banderilla clavada en su giba y aplausos por doquier. Así con cuatro más hasta que el toro cae rendido de la lucha inútil y donde el torero acaba la faena de un golpe seco. Las gentes se enorgullecen mientras yo me avergüenzo de tal acto vil y sangriento en el que te aclaman si matas a un animal o te lloran si te llevas su destino.
Tengo la suerte de no pertenecer a este país de tauromaquia agradecida. Creo que no lograré entender por qué es divertido ver a un toro morir y que haya sido este el entretenimiento por excelencia durante siglos.
Después de vivir aquello, solo me reconfortaba el hecho de ver a mi tío feliz tras mucho tiempo, ya que sabía que no sería para siempre. Me marcharé de nuevo a Colonia en unas semanas, así que debo aprovechar al máximo mi estancia aquí y sentirme orgullosa de ser una Lancaster.

(Ejercicio de imitación de Las Cartas Marruecas, de José Cadalso)

                                                           Daniel Soria. B2AH

martes, 11 de noviembre de 2014

La Fórmula 1


La Fórmula 1, como ya sabéis, es mi deporte favorito.

Mucha gente piensa que no es un deporte, porque dicen que es una tontería el estar sentando dando vueltas una y otra vez a un circuito y dándoles a los botones del volante. Pero si es así, entonces a prácticamente ningún deporte se le podría denominar como tal, ya que si la Fórmula 1 es absurda ¿qué hay, por ejemplo, del fútbol? No se cuántas personas corriendo detrás de una pelota y dándole patadas. Muchísimo más interesante, ya lo creo.

Bueno, pues a todos aquellos que piensan eso de la F1, quería decirles que no es tan sencillo como parece: mecánicos, ingenieros de pista, jefes de equipo... trabajan muy duro para conseguir el mejor resultado. Y por supuesto los pilotos, que tienen que prepararse física y mentalmente para estar concentrado en la carrera, saber que hay victorias pero también derrotas y poder aguantar cualquier condición meteorológica que se pueda dar durante la carrera, porque a ver quién es el valiente que aguanta una hora y media en un huequecillo minúsculo de un coche con toda la vestimenta y el casco en un lugar con un tiempo tan variable como puede ser Malasia, donde pasa de haber un nivel de humedad y un calor impresionante a llover torrencialmente. Y ni mencionar el hecho de que en una recta pueden llegar a alcanzar los 300km/h y, de repente, tienes que frenar, porque tienes una curva impresionante en la que o aflojas o te la comes. Y en cuanto al volante: no se trata solamente de girarlo de un lado a otro y darle a los botones que tú quieras, porque no son precisamente pocos y cada uno tiene su función, ya que si le dieses al del DRS en una zona del circuito en la que no esté permitido usarlo, sanción que te llevas.

En fin, espero que con este texto algunos/as que otro se hayan dado cuenta de que la Fórmula 1 no es solo sentarse y conducir, sino que detrás de todo lo que vemos hay horas y horas de trabajo de todo un equipo. La Fórmula 1 SÍ es un deporte.


                                                                          Paula Aroca, 2º B

jueves, 6 de noviembre de 2014

Halloween

Días antes de que llegara Halloween, un amigo y yo fuimos al cementerio por simple curiosidad porque yo nunca había visto uno. Al llegar vimos un gran muro de piedra rodeando el recinto, y allí estaba la puerta, así que nos decidimos a entrar. Aquello era un laberinto de tumbas. Me impactó bastante ver una tumba de mármol partida por la mitad; como yo soy bastante curioso, aparté  un poco la lápida, solo un poco. Pesaba muchísimo aquel trozo de piedra: eran kilos y kilos de mármol. Al fin lo conseguí apartando un par de centímetros los trozos; y antes de decir lo que vi, mi amigo estaba bastante asustado, se había apartado a un lado y decía: "vamos, tío, deja eso y nos piramos de aquí". Yo hacía oídos sordos y seguí apartando la tumba; cuando la abrí, encontré...piedras, simplemente, montones de piedras diminutas. Dentro de mí sabía que los difuntos están a metros de profundidad, pero esperaba encontrar algo.
 Finalmente nos fuimos del lugar, no sin antes fotografiar la lápida partida, que aunque sé que es una falta de respeto hacia la familia de quien estuviera ahí, si es que había alguien,  la curiosidad de un joven mueve montañas.

                                       Álvaro A. Esteban. 2º C

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Crítica de la obra de teatro Don Juan Tenorio




Fuimos a ver la obra Don Juan Tenorio al teatro Romea, en Murcia, el pasado domingo 2 de Noviembre. Principalmente porque estábamos leyendo el libro en clase de lengua y nos pareció algo oportuno y acertado.
La célebre obra de José Zorrilla fue interpretada por la compañía Cecilio Pineda, una compañía que se dedica única y exclusivamente a la interpretación de esta obra, por lo que imaginaos cómo fue.
En cuanto a la obra, lo que más me sorprendió fue la exactitud pero a la vez la naturalidad con la que los actores interpretaron el guion respecto al libro original y,  sobre todo, cómo los personajes con un papel más largo lograron aprender ni más ni menos que tres horas de obra, como es el caso del protagonista, don Juan.
En mi opinión, todos los actores lograron encajar casi a la perfección en sus papeles, pero para mí la mejor fue Brígida, ya que, aunque no era un personaje principal que se viera en todas las escenas, cuando lo hacía levantaba pasiones, debido a su desparpajo en el escenario.
En general, la obra me encantó, los decorados estaban muy bien logrados,  pero me habría gustado que las escenas en las que aparecen espíritus lo hubieran hecho de una manera un poco más impactante.

                                                                 José Fuentes Ros. 4º B 



martes, 4 de noviembre de 2014

EL PAÍS DE NUNCA JAMÁS

Qué tiempos aquellos en los que jugabas tirada en la arena, jugabas a hacer comiditas o castillos; corrías por el parque o hablabas con todo el que se te cruzaba; llevabas vestiditos, te sentabas a tus anchas, como más cómoda estuvieses, y te daba igual que se te vieran las braguitas. Cuando te decían que había que recoger los juguetes y ya los tenías recogidos, los volvías a tirar; entonces te daban un "crujío" en el culo para que los metieras en su sitio, y si no lo hacías, te amenazaban con no salir a la calle a jugar  con tus amigos. Yo me quedaba muchas veces castigada por este motivo, y me ponía a morder el suelo. Lo que más me gustaba era que tenías la cabeza llena de fantasía en la que con oír una frase creabas una historia dando rienda suelta a la imaginación. ¡Echo de menos un montonazo esa infancia!

Sinceramente, ahora me paro a pensar lo poco que he agradecido esas muchas cosas que he tenido. Hay niños de países africanos que si  hubieran tenido lo que yo tuve, lo habrían agradecido mucho más. Con esas cosas me refiero a una buena educación, comida, ropa, juguetes, caprichos...

Cada vez hay más familias que no son de países africanos que no es que no le puedan comprar juguetes a sus hijos, es que no tienen para darles un plato de comida. Esto es una verdadera lástima; en fin, la vida es así *. Pero, no olvidemos, en todos los niños siempre estará el país de Nunca Jamás.


OBSERVACIONES
  *Me dicen en la clase que la vida últimamente está siendo así, pero no tiene por qué ser tan mala y no nos vamos a conformar con que haya niños que no tengan para comer.

                                                                               María Sánchez Bermejo, 2º B

jueves, 30 de octubre de 2014

LAS DROGAS

Hoy voy a hablar acerca de las drogas, pero no precisamente de las que son tan conocidas, sino de otro tipo de drogas que no todo el mundo aprecia.
Voy a explicar siete en concreto. 
Hay de dos tipos. En primer lugar las perjudiciales:

DROGA DEL
EGOCENTRISMO. Suele ser usada por aquellos que tratan a los demás con inferioridad.
DROGA DEL COTILLEO. La utilizan las personas que les gusta criticar cosas de la vida de otros.
DROGA DE LA ENVIDIA.  Usada por aquellos que desean lo de los demás con demasiado interés y egoísmo.

Y por otro lado están las que podríamos decir recomendables:

DROGA DE LA HUMILDAD. Esta droga es usada por aquellos a los que no les importa cuánta riqueza o popularidad tengan; tratan a los demás con igualdad y respeto.
DROGA DEL PERDÓN. La suelen utilizar las personas que no guardan rencor, son las que saben perdonar.
DROGA DE LA SINCERIDAD. Usada por aquellas personas que lo dicen todo de frente, sin hipocresía.
Y por último, la DROGA DE LA MADUREZ. Esta es una de las mejores, ya que con ella se es capaz de perdonar y dejar atrás el resentimiento, el odio y la maldad.

En conclusión, pienso que, aunque cada día se nota más el uso de las drogas y no de las buenas precisamente,  sin embargo creo que podríamos hacernos adictos a las recomendables y así llegaríamos a ser mejores personas.

                                                 Kimberlyn Mena Andrade. 4º A


martes, 28 de octubre de 2014

"Civilizado" por la fuerza

El tiempo parece consumirse cada vez más deprisa y no lo hace en vano. Lo quiera o no, mi cuerpo, mi mente, mi forma de pensar y de ver las cosas, el mundo, la gente...todo está cambiando. 
Cosas que pensé que jamás ocurrirían, ahora suceden a diario.
Noticias que procuraba no escuchar, ahora retruenan en mi cabeza y me atormentan.
El mundo empieza a convertirse para mí en lo que yo no quería que fuera: peligroso, inseguro, destartalado, injusto, solitario, desgarrador...
Ahora comprendo cosas que preferiría no comprender, y siento lo que creí que serían solo tonterías de la gente adulta.
La rabia, el odio, la envidia, la indignación, la protesta, la requeteprotesta...miles de sentimientos extraños que, por cierto, odio, y que me hacen avergonzarme, a la vez que compadecerme de mí mismo.
Jamás me ha gustado la hipocresía, ni, por supuesto, la gente hipócrita. Sin embargo me da miedo no serlo, por si molesto, me peleo o, simplemente, digo la verdad que algunos no quieren saber.
Siempre dije lo que creía o quería, sin tapujos ni distinciones. Ahora procuro hablar con el debido respeto y la entonación  indignamente correcta, o correctamente indignante; no importa.
Empiezo a mirar a los zagales/as como a hombres y mujeres. 
Sonrío con frecuencia, aunque con mayor dificultad según en qué ocasiones.
Ya no juego a la pelota o al escondite como me gustaría, porque "no es apropiado".
Respeto reglas absurdas y me río sin sentido mientras me enervo por dentro.
En fin, comienzo  a ser "civilizado" por fuerza.

                                                     Adrián Castellón 2ºB




viernes, 24 de octubre de 2014

POR LA VENTANA DE LA CLASE

Al mirar por la ventana, puedo ver el árbol más grande del instituto. Eso parece si solamente ves su copa, mirado desde arriba.  Si miras hacia abajo, en realidad son tres troncos, tres árboles que entrelazan sus ramas y entretejen sus hojas. Infinidad de hojas variopintas: de verde claro, tirando para amarillentas, de verde más oscuro y muchas partes de las ramas que ya han cambiado su atuendo completamente. 
Algún pájaro suelo ver al mirarlo; pero al refrescar ahora por las mañanas, parece que su reloj va retrasado.
Y yo me  pregunto: ¿cómo será la vida del árbol? En todo el tiempo que ha pasado ahí, dando sombra, ha tenido que ver muchas cosas. Grupos de amigo riéndose, tortolitos abrazándose, críos que al estar en 1º se sienten raros, chavales haciendo gamberradas, hasta alguno tirando a la basura el examen suspenso que le han entregado. Si el árbol que todos los días veo a través de la ventana hablara, no habría nadie que no se parase a oír las apasionantes historias de gente que, a lo mejor, está ya en la universidad. Y aunque nosotros no nos paremos al frescor de tu sombra a que nos cuentes historias, siempre estarás ahí, escribiendo nuevos relatos por si, ya sabes, algún día hablaras.

                                                Agustín Martínez García, 2º B

jueves, 23 de octubre de 2014

Cree en ti mismo

Dicen que hoy en día no se puede confiar en nadie, y es algo muy cierto. Los secretos duran menos que un caramelo en la puerta de un colegio a las dos de la tarde; tus mejores amigos serán aquellos que no te respeten y te hagan que te conviertas en el hazmerreír del instituto al próximo día. Los secretos vuelan, pero los amigos más aún. ¿Importante hacer amigos? No, importante es tener una familia que te ame, donde tus secretos están cerrados bajo llave y se prefiere dar la vida antes que revelarlos.
No creas en religiones, hay muchas teorías. No creas en los políticos, acaban robándote. No creas en tu sombra, te abandona en la oscuridad. No creas en noticias, ocultan información a nivel mundial. No creas las palabras, ocultan verdades. Solo cree en ti mismo, ya que tú eres el único que no te fallarás.



                                               Cristina Quiles García. 3º A

Música

Para algunos ruido, para otros una forma de divertirse. Otros piensan que es un simple pasatiempos, pero para mí son sentimientos. La música define cada pequeña parte de mi corazón, cada gesto que mi piel realiza. Con ella se puede describir odio, amor, traición, tristeza y todo tipo de emociones. No son notas, es una pequeña melodía que nos define a cada uno de nosotros. Aquí está el secreto: cada escritor o músico escribe y relata lo que vive, por eso entendemos la música y la poesía, porque son relatos reales que le pueden pasar a cualquiera o que quizás hemos vivido.
   

                                                         Cristina Quiles García. 3º A

Sueños

Quizás sean ellos los que mejor nos conocen, revelándonos lo que más ansiamos o lo que más tememos. Nos atrapan, nos envuelven en un mundo imaginario y real a la vez, tanto como la vida propia. Revelan nuestras pasiones, o revelan momentos que no querríamos vivir, dulces o amargos, oscuros y hermosos a la vez.
Siempre me he preguntado por qué cuando soñamos vemos nuestro cuerpo desde otra perspectiva, por qué hay cosas que pasan  a otras personas y nosotros las hemos visto antes, por qué vemos a personas extrañas y después las conocemos. Es algo inverosímil e impresionante. Nadie sabe de dónde salen los sueños, algunos dicen que de nuestra memoria, otros dicen que provienen del tiempo...pero qué saben esos ignorantes de soñar.

                                                                     Cristina Quiles García. 3º A

miércoles, 22 de octubre de 2014

CARTA DE SOLICITUD A JOSÉ IGNACIO WERT, MINISTRO DE EDUCACIÓN

Los TEXTOS DE LA VIDA COTIDIANA aparecen en el tema 3. Aquí un ejemplo escrito por Agustín García.




Señor Ministro de Educación:

Me dirijo a usted para hacerle una o varias preguntas  que espero  pueda responderme: ¿Qué es lo que usted considera que hace evolucionar un país?

Y ahora le voy a dar mi opinión, la opinión de un chico de trece años que estudia en un instituto público. Yo creo que lo que hace a un país avanzar es la formación y la cultura de todos sus habitantes y remarco el “todos”, ya que todos los españoles tienen el derecho a formarse. Creo que con su política está dificultando el futuro de muchos españoles que debido a sus decisiones no pueden seguir estudiando. ¿Y si entre ellos hubiera un Einstein, un Mozart, un científico que tuviera la solución al cáncer o, al Ébola? Los genios pueden estar en cualquier rincón de España independientemente de la situación económica en la que se encuentre su familia, piénselo.

¿No se da cuenta de que si los estudiantes y profesores hacemos huelga es porque algo no se está haciendo bien? No puede cerrar los ojos y los oídos a lo que la gente dice porque es su deber hacerse cargo de la situación de manera que la mayoría sea la que se favorezca.

Señor ministro, espero que mi carta llegue a sus manos y le haga reflexionar y actuar. Piense que está jugando con nuestro futuro, el mío incluido, así que “póngase las pilas"  y escuche a estudiantes, profesores y padres.


Muy atentamente,

Agustín Martínez García. 2º ESO, B.

jueves, 16 de octubre de 2014

EL DÍA DE VUELTA

Eran las seis de la mañana del día 29 de diciembre. El despertador, con su agudo sonido, interrumpió mi sueño. Salir de la cama era un suplicio, pero si no salía rápidamente perdería el autobús.
Cogí mi maleta y me dispuse a enfrentarme a los cero grados que había en la calle. La espera del autobús se me hizo eterna, pero luego agradecí la temperatura que había en su interior.
A mi llegada a la estación de metro, veía a gente con frío y seria avanzar rápidamente para coger el transporte.
El vagón estaba atestado de personas somnolientas que se dirigían a su trabajo. Al bajarme en la estación de Atocha agradecí liberarme de aquel gentío  y me  senté a esperar el tren. Al momento noté que me estaba empapando, pues la silla estaba llena de escarcha. Pasados diez minutos, por fin subí al tren de vuelta a Murcia. En cuanto conseguí acomodarme, me quedé dormido y así permanecí hasta casi el final del viaje.


                                                      Marcos Ricote García, 4º A