viernes, 28 de junio de 2019

SE ACABA ESTA ETAPA

Mari Sol, desde el ordenador de su casa,
publica trabajos en este blog.

Queridos lectores de Ágora Digital y, especialmente,
 queridos alumnos/as :

Hay una vieja comedia del S. XVIII que tiene por título: No hay plazo que no se cumpla y deuda que no se pague... Esta es una expresión vieja pero no caducada, ¿verdad? Llega un momento en que los plazos se acaban,  y las deudas, antes o después, habrá que pagarlas.

Os digo esto porque a la que  os escribe  en este momento ya se le ha acabado el plazo para seguir ligada al instituto, a la educación y, por lo tanto, a este blog. A partir de este verano dejaré de ser  administradora del blog y profesora que os anime a escribir vuestro mejor texto para subirlo a Ágora Digital. A partir del próximo curso pasaré a ser una seguidora más y os confieso que sería un gran placer para mí encontrarme de vez en cuando con nuevos textos aquí publicados. 

Yo sé bien que muchos de vosotros habéis disfrutado con la lectura de vuestros textos en clase (recordad siempre: "Una mala lectura estropea un buen texto. Una buena lectura mejora un mal texto"). Al principio os daba siempre vergüenza. Pero cuando comprobasteis que allí, delante de la clase, leyendo el texto como regalo para los compañeros y escuchando sus  propuestas de mejora ibais avanzando en la escritura, se os fue quitando el miedo y las secciones  de este blog fueron creciendo con  naturalidad gracias a todas vuestras aportaciones; algunas como consecuencia de ejercicios de clase, pero muchas, voluntarias. 

El próximo  noviembre Ágora Digital cumplirá 8 años. ¿Son pocos? ¿Son muchos para un blog? No sabría qué contestar ahora mismo. Lo que sí sé es que hemos disfrutado con esta "criatura digital" que nos ha servido de herramienta, de instrumento para avanzar en el dominio de nuestra lengua escrita (tanto a los que publican como a los que comentan: acordaos de que en los comentarios tampoco puede haber faltas de ortografía, ni ausencia de signos de puntuación o que estén  mal puestos). Nos ha servido  para quitarnos el miedo ante la página en blanco, (recordad el famoso "toque personal" de los diarios que es lo que  más nos atrae y qué tan difícil resultaba para algunos/as); para subiros la autoestima cuando vuestro texto ha sido elegido por su calidad y originalidad para su publicación, y para animaros a seguir escribiendo porque vuestro escrito, leído allí, en clase, ha sido  intensamente aplaudido y nos ha dejado con ganas de escuchar el próximo. 

Y esta ha sido la finalidad principal  de este blog desde que lo pusimos en marcha allá por noviembre de 2011; joven "criatura digital" que ha ido alimentándose a diario para  crecer junto con sus participantes hasta el día de hoy. Esperemos que sigáis sintiéndolo como esa herramienta útil a la vez que placentera que está a  disposición de cada uno de vosotros/as, alumnado actual y futuro del IES Francisco de Goya, para vuestro propio enriquecimiento personal.

Y como ya sabéis que los textos para el blog no deben ser muy largos (la gente no tiene tiempo para leer 😄 ), aquí lo voy a  dejar ya. 

Agradezco vuestra atención y vuestra comprensión a todos/as los que me habéis escuchado día a día en  el aula (ya sabéis que no es lo mismo oír que escuchar ) y, especialmente, a los que habéis comprendido bien todos aquellos mensajes que yo os intentaba transmitir,  con cariño la mayor parte de las veces , con enfado en otras muchas ocasiones por malos comportamientos de algunos/as, por "preguntas impertinentes"..., pero, en definitiva, contenido de interés para vuestra educación como personas, aunque  aquello no estuviera en ninguna página del libro.

Ahora solo me queda animaros a que sigáis estudiando, leyendo y escribiendo mucho. Recordad que  a escribir se aprende  leyendo y escribiendo, haciendo varios borradores, no haciendo solo ejercicios de completar 😉Y ojalá me sigan llegando notificaciones al escritorio  que digan algo así como  "tiene una nueva publicación en Ágora Digital". Os leeré con mucho gusto.

 Muchas gracias a todos/as por vuestras atenciones conmigo, abrazo grande  de Mari Sol y ¡feliz verano! 

                                                                   

  

Así luce el ramo que me regalasteis
sobre el taquillón de la entrada de mi casa.


Encantada de escuchar a  los lectores
de poesía más jóvenes.
       
Muy agradecida por esta sorpresa que me demostró
vuestro cariño.
Adrián Castellón recita el romance de Federico
García Lorca "Muerte de Antoñito el Camborio".


Antonia, Jose Pastor, Mari Sol y Macarena en el
emotivo homenaje de despedida ( ¡¡sorpresa!!).




miércoles, 26 de junio de 2019

ROMANCE DEL ESTUDIANTE



¡Qué dolor tiene en el alma
este pobre estudiante,
desdichada es su vida;
piensa que esto es una cárcel!
Desde el lunes hasta el viernes
atrapado aquí delante,
le duele más la vida
que un mal partido al mate.
Lengua, plástica, inglés,
francés, biología y mates.
Pobre, pobre muchachito
pobre el que las aguante.
-¿Por qué merezco el castigo?-
Dice el pobre jadeante.
Además de todo esto,
de historia, tengo examen.
¡Qué dolor tiene en el alma
este pobre estudiante,
desdichada es su vida;
piensa que esto es una cárcel!
                                       


                                                                   Alberto Alcaina  Hernández  1º ESO/ B




jueves, 20 de junio de 2019

EL ESCONDITE DE LOS SENTIMIENTOS

Gracias al interés de Álvaro González (1º ESO/B) por compartir con sus compañeros la literatura que él aprendió en el colegio, hemos escuchado de su boca, magistralmente leído en clase, este cuento-leyenda atribuido al poeta uruguayo Mario Benedetti. Esperamos que os guste también a vosotros/as. Nos podéis dejar  un comentario.

El escondite de los sentimientos

(Atribuido a Mario Benedetti)

Cuentan que una vez se reunieron en algún lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los seres humanos. Cuando el Aburrimiento había bostezado por tercera vez, la Locura como siempre tan loca es propuso: ¡vamos a jugar al escondite! La Intriga levantó la ceja intrigada y la Curiosidad sin poder contenerse le preguntó: ¿Al escondite? Y, ¿cómo es eso? 

Es un juego, explicó la Locura, en el que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que yo encuentre ocupara mi lugar para continuar el juego. El Entusiasmo bailó entusiasmado secundado por la Euforia. La Alegría dio tantos saltos que terminó convenciendo a la Duda, e incluso a la Apatía, a la que nunca le interesaba hacer nada. Pero no todos querían participar. La Verdad prefirió no esconderse... ¿para qué? si al final siempre la hallaban. Y la Soberbia opinó que era un juego muy tonto (en realidad lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido de ella)... y la Cobardía prefirió no arriesgarse. 

Uno, dos tres... comenzó a contar la Locura. La primera en esconderse fue la Pereza, como siempre tan perezosa se dejó caer tras la primera piedra del camino. La Fe subió al cielo y la Envidia se escondió tras la sombra del Triunfo, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto. La Generosidad casi no alcanzó a esconderse, cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos... .que si un lago cristalino para la Belleza...que si una hendida en un árbol perfecto para la Timidez... Que si el vuelo de una mariposa lo mejor para la Voluptuosidad... Que si una ráfaga de viento magnífico para la Libertad... Así terminó por acurrucarse en un rayito de sol. El Egoísmo, en cambio encontró un sitio muy bueno desde el principio: aireado, cómodo... pero sólo para él. La Mentira se escondió en el fondo de los océanos (mentira, se escondió detrás del arco iris). La Pasión y el Deseo en el centro de los volcanes. El Olvido... se me olvidó dónde se escondió el Olvido, pero eso no es lo más importante. La Locura contaba ya novecientos noventa y nueve mil novecientos noventa y nueve... y el Amor no había aún encontrado sitio para esconderse entre sus flores. 

Un millón contó la Locura y comenzó a buscar. La primera en encontrar fue la Pereza... a sólo tres pasos detrás de unas piedras. Después se escuchó la Fé discutiendo con Dios sobre Teología y a la Pasión y el Deseo los sintió vibrar en los volcanes. En un descuido encontró a la Envidia y claro, pudo deducir dónde estaba el Triunfo. Al Egoísmo no tuvo ni que buscarlo, él solo salió disparado de su escondite, que había resultado ser un nido de avispas. De tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió a la Belleza, y con la Duda resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada en una cerca sin decidir aún dónde esconderse. 

Así fue encontrando a todos. Al Talento entre la hierba fresca... A la Angustia en una oscura cueva... A la Mentira, detrás del arco iris, (mentira... en el fondo del mar). Hasta el Olvido... ya se había olvidado que estaba jugando a las escondidas. Pero... sólo el Amor... no aparecía por ningún sitio. La Locura buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyo del planeta, en la cima de las montañas, y cuando estaba por darse por vencida, divisó un rosal y pensó: El Amor siempre tan cursi, seguro se escondió entre las rosas... Tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas... Cuando de pronto un doloroso grito se escuchó... Las espinas habían herido los ojos del Amor, la Locura no sabía qué hacer para disculparse: lloró... rogó... pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo. 

Desde entonces, desde que por primera vez se jugó en la Tierra al escondite, el Amor es ciego... y la Locura siempre lo acompaña. 


 
Mario Benedetti

viernes, 14 de junio de 2019

ADICCIÓN AL MÓVIL

Imagen de archivo
A veces, cuando estamos en las comidas familiares, mi padre está todo el rato con el móvil, parece que está enfadado con nosotros porque le hablas y no da señales de vida; es como una roca, pero no es el único. 

Mis primos siempre me cogen el móvil para hacerse fotos o  ver vídeos de youtube. Como pasa en mi familia, pasa en todo el mundo. A muchos nos molesta esto, ya que cuando estás con alguien así, te quedas parada mirando al infinito. No es lo único que me ha pasado, también hemos llegado tarde a muchos sitios por estar con whatsapp, Facebook, etc. Pienso que está bien coger el móvil porque puedes buscar información, ver cosas que de otra manera no sería posible; pero otra cosa es no dejarlo ni en la ducha.

La escritora del texto que hemos leído en clase (¡¡Socorro!! de Julia Navarrotiene mucha razón con lo que dice, y todavía hay casos más exagerados. Algunas personas se vuelven locas cuando no están conectadas a Internet. Es bueno usarlo si necesitas buscar una cosa concreta o hacer una llamada importante; pero, en mi opinión, todos deberíamos olvidarnos un poco del móvil y estar más con la gente que nos rodea.

                                            Aroa Molina Peñaranda 2º ESO/A

NUEVAS TECNOLOGÍAS

Hoy vengo a hablaros sobre un tema que no me gusta: la adicción a las nuevas tecnologías.

Al leer el texto de Julia Navarro  (pág. 100 libro de Lengua de 2º ESO) me he sentido un poco identificada, ya que algunas veces me engancho a estos aparatos, pero intento salir de ese agobio y menos mal que lo consigo.

Lo que quiero deciros es que la autora de este texto titulado "¡Socorro!" tiene toda la razón. No podemos estar con los amigos y amigas, o con la familia, y estar todo el rato con el móvil. Esos son ratos para compartir con los que tienes cerca y salir del entorno tecnológico. Tenemos que conocer no solo a las personas de alrededor, sino todo lo   que nos rodea: la naturaleza, las ciudades y más cosas de las que no eres consciente que están ahí. Deja a un lado esas máquinas que lo único que pueden hacer es causar un gran problema, incluso la muerte.

                                               Laura Talavera Esteve  2º ESO/A

jueves, 13 de junio de 2019

¡¡ENHORABUENA A LOS PREMIADOS!!


De izquierda a derecha: Sofía, Adrián, Elena y Marisa)

Aquí tenéis a las ganadoras y al ganador de la XXVIII edición del Certamen Literario de Secundaria que convoca la Concejalía de Juventud del ayuntamiento de Molina de Segura. Hoy ha sido la entrega de premios y hemos recogido el momento con estas fotos. 

Todos han sido premiados en la modalidad de microrrelatos (¡¡ya nos estamos haciendo expertos/as!!). Sofía Abellán, Marisa López y Elena Mondéjar (1º, 2º y 3º premio respectivamente, en el Nivel 2) y Adrián Castellón, 2º premio en el Nivel 3.

Nuestra sincera felicitación a los ganadores y ánimo a todos los participantes para preparar la siguiente edición.


Foto de grupo de los premiados con los concejales
en funciones Fernando Miñana, José de Haro y Fuensanta Mtnez.

Pantalla alusiva al acto, presente en la biblioteca SGA.

Os dejo los textos premiados para que podáis disfrutar de su lectura (mientras que no los publica la concejalía).
                                                
Autora: Elena Mondéjar. 3º premio de Microrrelato.

Autora: Marisa López. 2º premio de Microrrelato.

Autora: Sofía Abellán. 1º premio de Microrrelato.

                                                   
Autor: Adrián Castellón. 2º premio de Microrrelato.

Fe de erratas: "a veces".

sábado, 18 de mayo de 2019

La sonata de las emociones (primer movimiento)

Pensé cómo había pasado todo, recordé…No era la persona más destacable; ni el más alto ni el más bajo, ni el más listo ni el más tonto, ni el más guapo ni el más feo. Y, sin embargo, alguien dedicó su tiempo a, con sus afiladas palabras, llenarme la mente de mentiras. Una a una, lentamente, a propósito para hacerme sufrir, y yo, en mi agonía, escapé...
Pero el daño ya estaba hecho y, para no sufrir más, me inmunicé. Dejé de sentir, no sentía mis heridas, ni las mentiras, ni las palabras; pero tampoco sentía alegría; no sentía nada por nada, nada por nadie; solo un sabor amargo en mi boca seca. Pero aprendí el arte de olvidar y seguí, como siempre, ocupado en nada…
Hasta que un día, por un capricho del destino, me crucé contigo y, emocionado, el sabor amargo se fue. Me fijé en tu forma de andar…pero no sentí nada, miré tus labios…nada, te miré a los ojos…nada. Pensé cómo había pasado todo, recordé…Y una ola de tristeza me invadió. Había bajado la guardia y los recuerdos se apoderaron de mí. Intenté hablarte, pero tú ya no me escuchabas, y lo último que sentí antes de romper en lágrimas fue un sabor amargo en mi boca seca.

                                   Alberto Alcaina Hernández 1ºESO/B (texto voluntario)


Nota aclaratoria de Alberto a la profesora (y a los lectores, por extensión): este texto es el primer movimiento de la sonata  Claro de luna de Beethoven expresado en forma de relato. Como la sonata tiene dos movimientos más, yo haré dos textos más; uno alegre y otro más furioso. Si sientes curiosidad busca en Google ``Moonlight sonata  Beethoven full´´.