domingo, 18 de noviembre de 2012

El día de los difuntos



                        El día de los difuntos
El día 1 de Noviembre, se celebró el “día de todos los Santos” o “el día de los difuntos”, en honor a todas esas personas que desgraciadamente por un motivo o por otro ya no se encuentran entre nosotros.
En primer lugar, quiero que quede claro que, aunque yo no soy creyente,  este día me parece el más bonito y significativo de todas las fiestas católicas pues nos permite recordar buenos y malos momentos con esos seres a los que ya no tocaremos, ni sentiremos, pero permanecerán, al menos durante un día al año, en nuestras memorias y nuestros corazones causando lágrimas y sonrisas.
Para mostrarles todo nuestro apoyo, este día fuimos a hacerles una visita a su lugar sagrado: el cementerio. Ese lugar que diariamente nos describen como algo oscuro y tenebroso, ese día se convirtió en un lugar de fiesta,  una fiesta melancólica y tranquila que a su vez nos permite entrar en lo más profundo de nuestros corazones y recordar lo más bonito de cada una de esas personas que ya sólo podemos ver en miserables fotografías.
Yo, desgraciadamente, tengo a varias personas en ese lugar sagrado, pero una, a la que cada día que pasa  extraño más, es mi abuelo, al que fui a visitar con la cabeza bien alta, para recordar momentos inolvidables con él, como cuando me llevaba a dar un paseo, o cuando me llamaba el día de mi cumpleaños a primera hora de la mañana para ser el primero en felicitarme, o simplemente imaginar el calor de sus besos.
Todos estos recuerdos son lo que hacen del día de todos los Santos, un día memorable y especial.                                                   
María López López . B1IC

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada