lunes, 18 de junio de 2012

PROPUESTA DE LECTURA PARA ESTE VERANO



Hace unos días Juan Ramón Barat tuvo la gentileza de mandarnos al  instituto unos ejemplares de su último libro titulado Deja en paz a los muertos.  Se trata de una novela adecuada para adolesclentes desde los trece o catorce años hasta adultos de cien que tengan ganas de pasar ratos agradables sumergidos en una intrigante investigación policial rodeada de misteriosas apariciones. El protagonista es un adolescente de dieciséis años, el espacio es un pueblo llamado Gélver que encubre el nombre real de otro que el autor prefiere omitir, el tiempo es el verano. Aquí tenemos los ingredientes suficientes para que nos atraiga esta novela; pero si alguien piensa que le falta una historia de amor, se equivoca,  porque también podemos encontrar ese necesario alimento de la ficción y de la realidad.
En cuanto al estilo narrativo, junto a la narración y el diálogo se hallan descripciones muy poéticas, recordad que conocemos a Juan Ramón Barat como poeta, ya que muchos habéis leído su libro Poesía para gorriones. Así que no le cuesta trabajo ese despliegue colorista y minucioso en las descripciones, con el uso de recursos como el símil y la metáfora, que borda como él suele hacerValgan estos fragmentos como muestra y acicate para su lectura completa:

"La brisa nos traía una mezcolanza de suaves olores veraniegos y a nuestro alrededor la luz del atardecer se deshacía en un lienzo de colores. Tanta belleza contrastaba con la oscura realidad que me envolvía en aquellos momentos". (Pág. 63)

"No sé cuántos minutos estuvimos en silencio. Pensé que si el paraíso existía no debería de ser muy diferente de aquello. Sin saber cómo, me encontré observando a Alicia, que dormitaba con los ojos cerrados. El viento, húmedo y salado, le empujaba el pelo hacia atrás y el sol dulzón de la tarde se posaba en su rostro."
(Pág. 77).

"Siempre he creído que no se necesitan motivos especiales para entrar en un cementerio y darse un buen paseo por sus callejuelas llenas de nichos. Cualquier conflicto de los hombres resulta desde esta perspectiva una verdadera estupidez." (Pág. 105)

Para más información sobre el autor y esta obra, visitad estas páginas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada